domingo, 25 de marzo de 2012

Comics que marcan: Lobezno y Capitán América

Como hace tiempo que no hablamos de comics vamos a escribir una nueva entrega de la exitosa serie "COMICS QUE MARCAN", donde podemos encontrar antiguas entregas como alguna aventura de Conan o Magneto contra Cráneo rojo... hoy toca Lobezno y Capitán América contra un puñado de nazis y ninjas.



Oh, qué original, una review de un comic en un blog de frikis, justo lo que necesitaba el mundo, algo nunca visto ¿eh, Juls? Una nueva crítica es justo lo que necesita la blogosfera, rompiendo moldes ¿verdad? Eres un jodido innovador, macho.

Sí, así es... que os den por el culo a todos. Esto NO es una simple review, es más bien un ejemplo de exhibicionismo onanístico de mi pasado. Mi vida y mis pensamientos molan mucho más que los vuestros, así que a callarse, joder.

Siempre me han atraído los comics donde salen varios superhéroes de diferentes colecciones: los 4F con los Vengadores, Lobezno con Hulk, Spiderman con Punisher, la Cosa con Hulk, la Secret Wars, etc... (antes de que gracias al puto marketing abusaran de los crossovers, quiero decir) así que cuando ví esa portada en el kiosco de al lado de mi casa... el Capitan américa con esa pose tan distinguida, orgullosa, y a ese Lobezno tan agazapado, pendenciero y una piva voluptuosa vestida de licra negra decidí comprármelo inmediatamente.

Una vez llegué a casa y abrí el comic me topé con esto:



Y cuando lo ví me quedé en estado de shock.

El puto Capitán América saltando con los puños hacia delante contra unas espadas que le esperaban más abajo. Año 1941. Genial.

Cuando pasé la página ví lo siguiente:



Y me quedé sin aliento.

El Capitán América cayendo sobre un montón de ninjas para salvar a un ruso con bigotón y encajando algunas hostias. ¿Quien coño dibujaba esta maravilla? ¿Jim Lee? ¿y quien coño es ese? Y Chris Claremont escribiendo, la cosa promete.

Volví a pasar la página y me encontré con esto:



Y entonces se me hizo el culo pepsicola.

Lobezno se presenta con dos barras de hierro para salvarle el culo al Capitán América mientras rompe unos cuantos cráneos de ninja malvado por el camino. Como Miyagi cuando aparece para ayudar al soseras de Caruso de los chicos del Cobra Kai disfrazados de esqueletos.

Best start ever? I think so.

El comic continúa en la actualidad, 49 años después, la Viuda Negra lucha contra la misma banda de ninjas y tiene que aparecer Lobezno de nuevo para asegurar la situación, esta vez ayudado por Mariposa Mental y Júbilo ¡paralelismo a traves del tiempo con diferentes protagonistas! Sencillamente delicioso.

Siguiente capítulo, 1941, Logan se topa con un par de estirados ¡nazis! mientras se toma algo en un bar con el Capi e Ivan (el ruso del bigotón), para aclarar la situación. Al parecer unos nazis han raptado a una niña que estaba al cuidado de Ivan y ahora hay que rescatarla. Ya tenemos misión, chicos.

Ahora. La Viuda Negra en ropa interior le pide ayuda a Lobezno para no se qué problema que tiene. Solo por ver a una mujer en ropa interior dibujada por Jim Lee ya amortizó el exhorbitante precio del comic: 175 pesetas.

1941. Lobezno, para salvar a la niña, se interpone en el camino de un coche y salta atravesando el parabrisas para patearle la cara al conductor, pero un estúpido nazi aparece por allí e intenta acribillar a la niña. Logan es acribillado mientras protege a la niña y el capi y el ruso la cogen y se van a la embajada americana donde son traicionados por el cónsul y cogidos prisioneros.

Original de Jim Lee. Arte con mayúsculas.


La historia llega a su cenit... pero os animo a haceros con un ejemplar para que podáis disfrutar vosotros mismos del final de la historia sin que os la destroce un bloguero gilipollas como yo.

Esta fué la primera vez que ví un comic de Jim Lee. Para hacer un símil, sería como el primer día que follas con una tía después de pasarse una vida matándose a pajas. Descubres que algo ha cambiado en tu interior y que nada volverá a ser lo mismo.

En este comic los señores Jim Lee y Chris Claremont en plena forma nos brindan una historia magistral, con acción a tope, tías buenas, y malos malísimos. Un comic de los de antes. Merece la pena, amigos.

Mi tebeo... a ver si veo alguna vez a Jim Lee y hago que me lo firme




Y después de escribir estas palabras volveré a poner mi ejemplar en su funda protectora antes de que la atmósfera y la polución dañe las hojas de mi querido y maravilloso tebeo. Y me vea obligado a matar a alguien con gran dolor (para él) para ofrecerle la sangre a Satanás y pedirle que a cambio restaure mi tebeo. Otra vez.

Curiosamente, mientras buscaba imágenes por internet para ilustrar este post he descubierto que algún descerebrado ha pensado que recolorear digitalmente este comic sería una buena idea. WRONG! Vistos los resultados, ha sido una de las cosas más estúpidas que se han hecho nunca. El color digital lo único que hace es ocultar el maravilloso dibujo de Jim Lee y ya puestos, no aporta ninguna mejora al color original, así que es como pintarlo con plastidecores, una auténtica pérdida de tiempo.

Y con este comentario increíblemente intelectual os dejo por hoy. ¡Hasta la vista Frikis!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails