jueves, 8 de enero de 2015

¿A quien quieres más a papá o a mamá?

Menuda gilipollez de pregunta.

Cualquiera que haya sido padre lo sabe...



Os voy a contar un episodio muy típico de mi vida que debería aclarar bastante bien esa duda.


Estamos tranquilamente jugando Juls Jr. y yo en el comedor de casa mientras su madre hace la comida, cuando de repente se oye un ruido extraño aleatorio.


- ¿Qué ha sido eso?*

- Tranquilo, Jr, ha sido el vecino de arriba que ha movido una silla.

- ¿Quien coño eres tú?

- Yo... yo soy tu padre, Jr.

- Lo que tú digas, ¿dónde esta mi MAMÁ?

- Esta en la cocina haciendo cosas

- Quiero estar con mi MAMÁ. Ya.

- Ahora no puede ser, cariño, tú tranquilo que estás con papá.

- Escúchame bien, gilipollas desconocido, porque no lo voy a volver a repetir: quiero que venga mi MAMÁ ahora mismo o lo vas a lamentar.

- No dramatices Jr., no pasa nada, tranquilízate...

- No me has entendido bien, capullo con cara de anormal, quiero a mi MAMÁ aquí en menos de cinco segundos o voy a conventir tu cerebro en una masa gelatinosa con un grito...


Aparece mamá por la puerta del pasillo.

- JAJAJAJAJAJA, hola MAMÁ, JAJAJAJAJA, anda, si papá también esta aquí, ¿dónde has estado? JAJAJAJAJA, yo estaba aquí tranquilamente jugando, JAJAJAJAJAJA, 





* Traducido del idioma de mi hijo formado por gruñidos y sílabas sin sentido, casi siempre, a voz en grito: PU-YA, CHA, IE, AYA y etc...



¡Hasta la vista frikis!

martes, 23 de diciembre de 2014

Crónicas de un padre friki

El mundo ha dejado de ser como era, la percepción de las cosas ha cambiado... lo siento en el aire... lo siento en el agua... me lo dicen a la cara...






El otro día llevé a mi hijo al trabajo y la frase que más escuché fué:


"¡Qué guapo es! No se te parece en nada..."


Efectivamente, amigos, esto es lo que tengo que aguantar ahora. Ataques directos a la línea de flotación de mi autoestima. Vamos, que salí de allí con un pedazo de complejo Moe que te cagas.





Sí, bueno, la verdad es que me alegro de que el chiquillo sea más guapo que su padre, pero la gente podría disimular un poquito, digo yo. Porque la otra alternativa es que estuviesen insinuando algo mucho peor. Y no solo en mi puta cara, si no delante de todo el mundo.

Por si eso fuera poco, cuando vienen familiares a casa de visita, no saben diferenciar entre mis figuras frikis super-exclusivas de coleccionista de los juguetes desechables de mi hijo. Joder, que tengo treinta y muchos años y mi hijo tiene 8 meses... ¿en serio es tan difícil?

Es como si fuera un maldito inmaduro, fantasioso y feo pajillero jugador de rol. O sea, como si no hubiera cambiado nada desde el instituto.

Yo vivía completamente engañado, pensaba que tener un hijo sería como convertirse en superheroe molón digno de admiración. Yo pasaría a ser algo así como un Batman supermolón y mi hijo me seguiría sin rechistar a todas partes como mi sidekick, pero la cosa ha dado un giro inesperado.

Me he dado cuenta de que YO SOY el sidekick de mi hijo, hago lo que él quiere, le doy los juguetes que él quiere, voy siguiéndole donde a él le da la gana ir, le recojo las cosas que tira al suelo...





Sus bofetones metafóricos hacen daño. Dejan una honda marca en mi suscepible psique friki que no sé si se recuperará nunca. Y es que ser padre envejece 3 años automáticamente.

Y hasta aquí los momentos paternos.

Para despedirme podría decir que el año que viene escribiré más en este blog y será todo descacharrante, pero no nos engañemos, la cosa cada día esta peor y hago esto más por automatismo que por convicción. Ya veremos que hago.


¡Hasta la vista frikis!


domingo, 30 de noviembre de 2014

Cambio de vida

- Hombre, cuánto tiempo, me han dicho que has tenido un niño, ¿no?

- Pues sí.





- ¿Y qué tal?

- Pues te cambia la vida...

- Pero para mejor, ¿verdad?

- Mmmm, pues déjame pensar...

... no follo más, sino menos...

... no duermo más, sino menos...

... no tengo más dinero, sino menos...

... no tengo más tiempo libre, sino menos...

... no tengo más salud, sino menos...

... no tengo más espacio en casa, sino menos...

... no tengo más libertad de movimientos, sino menos...

... no tengo más autoridad en casa, sino menos... 

... no tengo más tranquilidad, sino menos...

...

- Yo espero uno para dentro de dos meses...

- Ah, pues sí te cambia para mejor, sí...


miércoles, 29 de octubre de 2014

Selección natural: Dale una Uzi a una niña de 9 años

La naturaleza nos ha dado un maravilloso regalo llamado "SELECCION NATURAL", que básicamente dice que: "los individuos con características menos adaptadas a su medio ambiente morirán con mayor probabilidad".


En este análisis profundo y elaborado "el individuo" es una persona, "caracterísiticas" sería la capacidad intelectual y el "medio ambiente" es esta civilización occidental capitalista con acceso a casi cualquier gilipollez que puedas imaginar.

Entonces una persona pensó:

Demos una arma que dispara 10 balas por segundo -diseñada para matar eficientemente- a una niña de 9 años




Y probablemente esa persona se dijo a sí misma: "God dammed, es una jodidísima buena idea, madafackas", porque

         a) ¿qué niño de 9 años que se precie no tiene que defender su merienda de una brutal banda de saqueadores postapocalípticos cuando sale al patio?

         b) el próximo objetivo a corto plazo de Al Qaeda es golpear con infantería suicida el colegio de este pequeño pueblo de Kentucky en medio de la nada

         c) los padres fundadores de los EEUU añadieron en la constitución el derecho a portar armas... y además no especificaron a qué edad

         d) los alienígenas, junto con los hombres de negro y la CIA van a invadirnos de un momento a otro y necesitamos defender a nuestro ganado para McDonalds de sondas anales indiscriminadas

         e) zombies (nuff said)


Que un ser humano tenga este tipo de razonamientos tiene una explicación clara: esta jodidamente tarado. Es decir, ¿qué clase de individuo piensa que es una buena idea darle una UZI a una niña? Y eso no es todo, además le parece aceptable quedarse a su lado y hablarle en voz alta y muy rápido...




Una escopeta de balines, bajo la supervisión estricta de un adulto, puede ser aceptable para un niño de 14 años, como especifica la ley española. Pero, en serio, ¿una UZI? ¿Una arma automática que ha sido criticada por su fuerte retroceso y su falta de precisión? ¿a una niña de nueve años? ¿cuyo peso y fuerza son equiparable a la de un oso amoroso?

Obviamente esos individuos no estan bien, "algo" debe de estar dañado o corrupto en las personas que tienen ese tipo de razonamientos. Y la naturaleza, haciendo buen uso de sus herramientas, establece que las probabilidades de supervivencia disminuyan drásticamente para ellos.

Maldita sea, mi sobrina tiene 11 años y no me quedo al lado suyo ni siquiera cuando maneja unas tijeras. Y no es que mi sobrina sea especialmente patosa, es que es una NIÑA y además yo tengo muy desarrollado el sentido de la conservación física íntegra.

Para hablar concretamente de este episodio que ilustra este post, a mí no me parece bien, ni me parece mal, creo sinceramente en asumir la responsabilidad de los actos que una persona lleva a cabo en su entorno.

Creo en el sentido común. Creo en el Karma. Creo en que Dios nos ha dado la Selección Natural dentro de la Teoría de las Especies por algún motivo.

Creo en John Byrne.

¡Hasta la vista Frikis!

miércoles, 24 de septiembre de 2014

El Señor de los anillos, juego de cartas coleccionable (SATM)

Creo que es un dato ampliamente conocido por los lectores de este blog que un servidor esta estancado emocionalmente en la adolescencia.

No es porque haya sido la mejor época de mi vida, ni mucho menos, pero sí que fué la era de los grandes Descubrimientos Frikis: El Señor de los anillos, Cthulhu, el rol, Warhammer, Liefeld, el hentai, Magic the gathering... pasar del amateurismo onanístico a nivel profesional... etc...

Si a eso le añadimos el descubrimiento del mundo en general, donde, no nos engañemos, esta plagado de orcos -aunque también había alguna Galadriel o Aragorn que hacía que todo valiese la pena-, tenemos el cocktail perfecto para provocar esta profunda tara psicológica.

Este estancamiento emocional crónico no es inocuo, de vez en cuando dicho trastorno me obliga comprar compulsivamente cosas que conocí en la adolescencia pero no tuve la posibilidad de adquirir por unas razones u otras (o por dinero o porque estaba muy ocupado cascándomela), y he aquí el último de esos efectos secundarios:





El Señor de los Anillos de la Tierra Media (SATM, para abreviar), Premio Origins al mejor juego de cartas del año 1995. Efectivamente, amigos, he dado un dato irrelevante que no interesa a nadie. Porque quería haceros partícipe de que soy super inteligente. Y miro la Wikipedia.

Por la época en que salió el juego creo que yo ya había dejado de jugar a Magic, con la baraja que tenía me ganaba todo el mundo (casi siempre) y no tenía dinero para comprar más sobres, así que cuando ví esto me dije: "Vaya, una empresa intentando copiar a Magic para sacarle el dinero a los frikis desprevenidos". Cuando realmente lo que quería decir era: "No tengo dinero, hijos de puta, os odio y algún día me las pagaréis". Lo cual, en cierta manera y debido a mi diabólico Trabajo actual es en parte cierto, BWA-HA-HA-HA!!!!

De todas formas logré conseguir algunas cartas promocionales de SATM, no se exactamente cómo (probablemente engañando a un friki más iluso que yo), y mi frikismo incipiente me hizo guardarlas a buen recaudo durante casi 20 años, porque eran bonitas, porque eran del señor de los anillos, y vete a saber qué demonios pasaría en el futuro... y aquí estan de nuevo saliendo de su letargo:




Dos cartas en catalán, una en gallego y otra en castellano. Y aunque parezca el principio de un chiste de la EGB, así es, los señores de Joc Internacional hicieron cartas promocionales en cada idioma, no se si para agradar a los nacionalistas o para aumentar la rareza de dichas cartas promocionales.

En realidad no tengo ni pajolera idea de si estas cartas serán buenas o no, pero aguantar tantos años en un sitio oscuro y sin aire fresco bien merece una funda para cada una y participar en la primera partida que haga "like a boss".


REGLAS

Con un primer vistazo a las reglas de SATM descubro que éstas no son tan accesibles como las de Magic, the Gathering, aquí no se trata de matar al oponente a base de hostias de criaturas y hechizos, aquí el objetivo es, básicamente, acumular el mayor número de puntos de victoria... ¡¡¡hostias, qué concepto tan épico!!!

Además tienes que memorizar muchas más cosas: fases, acciones, tiradas de dados, y por lo tanto es menos intuitivo y más complejo de jugar. Lo cual, a estas alturas de la vida, no significa que sea necesariamente malo, pero seguro que en su día fué un obstáculo para ofrecer a la gente una alternativa viable a Magic.

Como algunos puntos del juego los encuentro un poco oscuros, he buscado un vídeo en youtube a ver si podía sacar algo en claro... y descubramos quien tiene cojones a aguantar los 14 minutos del vídeo, piltrafillas.




Ya sabía yo que no.

Para ser sincero, debo confesar que yo tampoco he aguantado, y eso que estoy  interesado en aprender... soy un puto mierder.

Cosas raras que no acabo de entender: ¿el juego puede terminar cuando se termina tu mazo?


PRIMERAS IMPRESIONES

El arte es precioso, no contaminado por la estética de la película de Peter Jackson que, recordemos, salió 6 años después que este juego. Tener ilustraciones del señor Angus McBride en las cartas es un auténtico lujo, y poder admirarlas siempre que quieras es un placer.

Sobre la jugabilidad he de reconocer que la primera impresión no fué del todo buena, hay un par de detalles que no me acabaron de gustar, pero después de leerme las reglas básicas dos veces, y los textos de muchas cartas, descubrí algunas posibilidades interesantes de juego y mi impresión cambió para bien.

Me gusta mucho la idea de personajes viajando por lugares y encontrando objetos mágicos que los ayuden durante la partida, es muy rolero, al igual que el uso de los dados, es algo tan novedoso que puede ser interesante.

Otra cosa que me llama mucho la atención es el especial cuidado que tuvieron al diseñar el juego para que fuese lo más respetuoso posible con el mundo que creó JRR Tolkien en sus libros, pero para ser honesto, creo que es DEMASIADO respetuoso. Eso ha podido lastrar dramáticamente la jugabilidad en algunos aspectos.


PROBANDO

Dicho y hecho, despúes de comprar dos paquetes de 100 fundas cada uno (los más baratos, no nos engañemos) ya tenemos dos barajas listas para probar.


Saruman "lava más blanco" VS Gandalf "lejía barata"


Para crear estos dos mazos utilicé un método matemático complejo y profundo: si hay dos cartas iguales, una va en un mazo y la otra en el otro. El resto de cartas lo hice basándome en mi intuición y en lo bonitas que son las imágenes. Otra pequeña parte con sistema random. Porque soy un tío muy científico.

Empecé a jugar una partida contra mí mismo, y en el primer viaje me maté a un personaje de la compañía...




Me enfadé conmigo mismo y me dije gritando que no cometería el error de jugar con un contrincante tan gilipollas y mezquino jamás en la vida...


PRIMERA PARTIDA

Después de un tiempo conseguí engañar a un incauto al que asalté para que jugara conmigo a SATM.

Depués de jugar unos 40 minutos, el resultado fué que la persona me dijo textualmente: "No voy a jugar NUNCA más a este juego".

Y no le culpo.

El juego es lento de cojones. Quiero jugar un anillo y pueden pasar hasta 4 turnos hasta que puedo jugarla (sin contar los de mi adversario): viajo a un refugio, viajo un lugar, no puedo jugar nada porque todos los personajes estan tapeados... ¿cuándo coño voy a jugar algo?




También puede ser que, al ser la primera vez que jugábamos, la partida se hizo lenta debido al desconocimiento del flujo normal de una sesión de juego... pero no estoy seguro de ello.


COSAS QUE DEFINITIVAMENTE NO MOLAN


No me parece nada interesante que para hacer una simple jugada, teniendo en cuenta que es un juego de cartas coleccionables, se necesiten múltiples cartas MÁS una puta tirada de dados.

Un ejemplo muy claro: para poder jugar el Anillo Único y ponerlo en la mesa tienes que hacer lo siguiente:

          a) viajar a una tierra donde jugar un anillo misterioso
          b) jugar una carta de anillo misterioso
          c) jugar una carta de examinar el anillo / o tener a Gandalf
          d) jugar una carta de potenciar el examen del anillo (esta es opcional)
          e) hacer una tirada de dos dados de seis caras Y QUE TE SALGA BIEN
          f) y finalmente jugar la puta carta de Anillo Unico

Me parece absurdo, exige demasiadas cartas, lo que me parece una cagada a nivel de diseño, la verdad.

Que sí, que ya sabemos que es fiel a la historia de Tolkien porque el anillo único es muy raro y todo lo que tú quieras, pero estamos hablando de un puto juego de cartas coleccionables, joder. Si no quieres que lo jueguen, no lo incluyas en el juego y ya esta.

Pero este sistema no solo se utiliza con el Anillo Único, además hay varios anillos mágicos en el juego (yo tengo un par de anillos enanos) a los que, para jugarlos, les pasa exactamente lo mismo.

Simplificar el sistema sería lo normal, por ejemplo: una carta de anillo misterioso y una tirada realmente difícil debería ser suficiente para que se convierta en el Anillo Único. Y ya esta, coño, una carta y una tirada.

No me acaba de molar lo del concepto "único" que tienen algunas cartas, lo que significa que si juegas algo con el termino UNICO en la carta, el otro jugador, aunque lo tenga en su mano, directamente ya NO puede jugarlo... eso es muy feo.

Otro detalle que no mola es que, efectivamente, te acabas las cartas del mazo. Lo que significa que, al encontrarte en la mano todas las cartas del mazo más tarde o más temprano, se pierde el efecto random de las cartas que vas a jugar en una partida. Tarde o temprano te llegará esa carta que necesitas para ganar. Eso hace que elegir tu mazo sea casi más divertido que jugar una partida, lo cual es definitivamente triste.






CONCLUSION

Creo que es un juego sólo apto para big fans del Señor de los Anillos, no para el gran público. Ni siquiera recomendable para fans de los juegos de cartas. Hay muchas mejores opciones en el mercado que este juego.

En alguna ocasión durante la primera partida me dió la impresión de estar jugando a un juego de mesa... pero sin tablero. Lo cual desconcierta un poco.

Definitivamente quiero jugar otra vez para confirmar o corregir mis opiniones aquí vertidas. Y para ello engañaré a otro incauto despistado que entre en mi oscura y lúgubre guarida y caiga enredado en mi telaraña mágica irrompible, BWA-HA-HA-HA...





El grave problema que tengo ahora es que, pese a no haber jugado más de una vez al juego, y no gustarme algunos aspectos del mismo, siento un deseo insufrible de conseguir como sea los personajes, objetos y lugares más representativos los libros: Frodo, Sam Gamyi, Bilbo, Legolas, el Anillo Único, el Monte del Destino, los putos Nazgul, al jodido Balrolg, al peta enanos Smaug, etc...

¡Maldita sea! Soy un puto friki obsesivo compulsivo... pero esta vez voy a aguantar... os lo prometo...

Y ahora os tengo que dejar que quiero mirar algo en ebay... ¡pero para comprar cartas de este juego NO! No, maldita sea, es para... ejem... porno, eso, porno, estoy buscando algo de buen porno de los 70, ya sabéis, bien peludo y muy loco.

¡Hasta la vista Frikis!



PD: ¿Alguien sabe qué mierdas pasa con las gomas de pollo de ahora? ¿Por qué no aguantan ni dos días? ¿Es tan difícil hacer una goma de pollo que aguante algo de presión? Joder...


PD2: Si sois frikis observadores e inteligentes habréis visto que en la primera foto aparece un segundo juego de cartas: MYTHOS, pero para ser sincero todavía no lo he abierto, hasta ahora me he concentrado en el SATM, pero esto no durará mucho...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails