viernes, 25 de enero de 2019

Libros leídos en el 2018 (segunda parte)



La siguiente y última parte de los libros que he leído durante el 2018.


Sin más dilación:




El libro que todo el mundo parece haber leído. Yo divido este libro en dos partes: la primera parte donde habla de la revolución cognitiva y agrícola, y la segunda con todo lo demás. Como soy un amante de la antropología (da muchas herramientas para discutir sobre ideologías baratas) la primera parte me ha fascinado, La segunda parte me ha gustado menos, no porque no sea interesante, si no porque la primera parte es tan asombrosa, que lo que viene después, comparativamente, es menos atractivo. Hay que leerlo.





Una historia pulp clásica de ciencia-ficción militar con un protagonista increíblemente listo y competente (muy típico), publicada como serial en una revista pulp en 1959. Yo lo consideraría un ejemplo perfecto de una historia que va al grano, sin relleno, justo lo contrario que hace George RR Martin. Entretenida, bien escrita, pero sin conflicto real y profundo, sin esa magia que esperas en una Space-Opera sobre la humanidad colonizando el espacio. Tengo la segunda parte y me la leeré seguro, pero después de un tiempo.





De esta colección me leí el de Platón hace un tiempo y como me gustó bastante he repetido con Kant. Son libros donde te explican filosofía de manera ligera, sin dar mucho la turra. El de Platón me gustó porque el escritor no parecía tenerle en un pedestal y comentaba sus brillos y sus sombras a partes iguales, faltándole varias veces de forma graciosa. Este no lo he disfrutado tanto, aunque esta bastante bien. Me interesa sobre todo su impacto en la historia y la acotación de la iglesia frente al racionalismo, no me interesan nada los tecnicismos y categorizaciones como "fenómenos o noúmenos" (no creo que ningún científico tenga eso en mente para sus estudios la verdad). Resulta que además de heterosexual soy epicúreo y escéptico, especiado todo con un pelín de estoicismo. Ya ves, lo que se aprende de uno mismo tan mayor. PD: El de Nietzsche lo tengo pendiente también.





Neverwhere, de mi adorado Neil Gaiman. Soy fan, no lo puedo evitar. También aquí, como prácticamente en el resto de su obra, Gaiman nos cuenta como un hombre se ve forzado a traspasar el umbral de su vida monótona y predecible a un mundo paralelo, fantástico, donde las reglas lógicas no se aplican y la magia, las criaturas extrañas e incluso una muerte estrafalaria acechan en cada esquina. Sorprendente e intrigante hasta el final. 100% recomendado.





Todo un símbolo de lo que significa la vida humana representada en un relato corto. Un hombre en el crepúsculo de su vida, se enfrenta a un nuevo día porque no tiene otra alternativa: miseria, soledad... pero también con esperanza, humildad y voluntad. "Nadie debería estar solo en la vejez". Todo un canto a la bueno que hay en el ser humano.





"La tiranía sin tiranos", una escueta reflexión sobre la sociedad consumista y egoísta en la que vivimos. Como nos venden esa obsesión de convertirlo todo a números y estadísticas, donde se aplica el análisis de ganadores y perdedores, metáfora deportiva tan fácil de tragar por todo el mundo. Que nos ha llevado al egoísmo más puro (en todas las facetas de la vida) por encima del bienestar común y como se aprovechan las empresas y los gobiernos de ello. Realmente interesante y muy recomendable.





¡Lectura de Halloween! Un puñado de relatos cortos de terror del director/creador de Hellraiser y Razas de noche. Libro muy de mi adolescencia: tapa blanda, segunda mano, temática terror, o sea, en una línea muy friki. Relatos de calidad variada, de muy interesante a pasemos sin pena ni gloria. Personalmente siempre me interesa mucho comprobar como cierran la historia en los relatos cortos, en este caso se ve oficio aunque un par acaban un pelín abruptamente para mi gusto. Una lectura entretenida sin más. Review: 60 sobre 100.





He vuelto a leer El Hobbit otra vez, curiosamente la misma edición que me dejó mi más acérrimo archienemigo Joss cuando éramos unos adolescentes. Es un cuento de aventuras, muy revelador y muy inespecífico al mismo tiempo, algo que no se ajusta a los cánones clásicos de la literatura. Leerlo ha sido como encontrarse otra vez con un viejo amigo al que no veías desde hace mucho tiempo y querías mucho, y descubres que ha cambiado, pero el cariño sigue estando ahí. Curious facts: todos los elfos en el Hobbit son idiotas excepto Elrond (14 días en su casa), a los enanos los capturan más de lo que luchan (una sola vez y de refilón), los enanos no tienen ningún contacto con Smaug. Me tengo que leer El señor de los Anillos otra vez, a ver si lo recuerdo mejor o también ha cambiado durante este tiempo (o sea yo).





Una auténtica obra maestra universal. Una fábula sobre la persecución del poder absoluto por parte de individuos desalmados. Una crítica muy cruda y muy clara sobre las estrategias del estalinismo que se estaba llevando a cabo en la unión soviética, lo expone todo con una simpleza maravillosa: manipulación sentimental, mentira, miedo, amenazas, cambios de criterio. Sublime. Una obra prohibida en su época en Inglaterra para no molestar a los aliados soviéticos durante la segunda guerra mundial, y creo que actualmente esta prohibida en Emiratos Árabes Unidos porque en el libro salen "cerdos que hablan". Alucina vecina.





Me fascinaron varias cosas de este libro: la portada, la primera frase del libro: "Hay muchas clases de tontos" y la contraportada: "Falsificadores de dinero, viejos y dignos militares sudistas anclados en un pasado glorioso, dedicadas poetisas soñadoras, infatigables buscadores de tesoros, curtidos y valerosos sheriffs y caballerosos cuatreros, vagabundos escarmentados por la vida [...] estampas de una vida que a finales del siglo XIX aún conservaba toda su aura de romanticismo". Un libro de relatos geniales, sencillos pero cuidados, y todos con un twist final muy sorprendente. Seguramente el último libro del año 2018, lo que significa que el experimento ha terminado, ya no voy a compartir más lecturas aquí. Podéis suspirar tranquilos.





En 2018, 19 libros leídos en total...


He dejado de leer mucho. Tendría que leer un poco más en casa, pero es que allí me piden que les lea cuentos de Pepa Pig o de los Pitufos.


Por supuesto aquí no entran los comics. Que también he leído unos cuantos, joder.


Y ya dejo de dar la turra.




¡Hasta la vista, frikis!





lunes, 21 de enero de 2019

Libros leídos en el 2018 (primera parte)

Sí, queridos haters, un post chorra para rellenar hueco.

Al empezar el año quise hacer un experimento y compartir en facebook todos los libros que leía durante un año, ¿por qué? pues para dármelas de intelectual, como dice mi querida esposa. Para restregar mi superioridad moral a todos mis conocidos de facebook. Para que me lloviesen los likes.

Y luego, el menor de los motivos, para dejar un registro escrito de mi evolución como lector.

Lo voy a hacer en dos partes porque no puedo dedicar tanto tiempo a esta mierda. Es de noche, todo el mundo esta dormido y yo estoy muy cansado. A saber cuando podré escribir la segunda parte.

Si queréis leerlo todo podéis añadirme a Facebook y echar un vistazo allí. Mi dirección de correo es: Nosoyvuestroamigo@eresidiota.com

Este es el resultado.




Como hay gente que comparte insufribles gilipolleces varias, he decidido usar facebook como registro personal de los libros que voy leyendo -un nivel por encima que compartir la comida que me zampo, pero solo uno, no nos flipemos ahora-. El primero que me acabé este año fué "El resurgir de la Fuerza Oscura". Muchísimo más rico en matices que las películas actuales de la franquicia Star Wars. Los personajes clásicos más un malo inteligente (para variar), intrigas políticas, contrabandistas, un "tesoro" perdido, un antiguo Jedi loco... lectura muy entretenida de aventuras con un ritmo enérgico y directo.




Una interesante crítica satírica de la sociedad de la época que arranca alguna sonrisa (no carcajadas), abundando en la idea de que la idiotez es el don más repartido en el ser humano. Curioso comprobar que la humanidad no ha cambiado casi nada después de tantos años. Hacia el final de la obra he creído ver comentarios directamente maliciosos sobre los hombres religiosos: obispos, teólogos, frailes, etc... que era lo que Erasmo conocía bien. Especialmente gracioso sus comentarios sobre los filósofos.
Sería una buena idea que alguien actualizara esta obra a los años que estamos viviendo, haciendo especial énfasis en la estupidez youtuber y redes sociales, que son los más altos representantes de la estupidez a día de hoy.





Premio Hugo de 1956. Muy floja si la comparas con Tropas del espacio o La Luna es una cruel amante, del mismo autor... un poco decepcionante. Supongo que para el año en el que se escribió llamaría la atención, pero ahora ha quedado un poco desfasada. Poco remarcable, la verdad.




La biografía de Jack Kirby, el hombre que cambió la forma de hacer comics de superheroes, es una auténtica maravilla. Siempre me fliparon la imaginación pura que había en sus comics, tanto de conceptos como gráfica. Es triste que su aportación a la creación de los mayores personajes de la cultura popular de hoy en día solo fuera reconocida hacia el final de su carrera, cuando ya apenas podía dibujar. A todo aquel que le gustan los comics 100% recomendado.




Libro humorístico británico de 1889. El tono me ha recordado a Terry Prachett o Douglas Adams, francamente divertido. Lo que me pasa con los libros de humor es que al principio me sorprende y me río mucho, pero luego me acostumbro al ritmo de las bromas y ya no me río tanto, aunque no significa que deje de ser gracioso. También tiene un tono realista de viaje, en el que el autor, a colación de los paisajes por los que transitan los protagonistas, intercala datos o episodios históricos totalmente en serio e incluso una anécdota claramente dramática que no tiene nada que ver con el tono general del libro, supongo que sería una costumbre de la literatura de la época. Lectura muy recomendable. Gracias por descubrírmelo amiga del trabajo!




Libro de fantasía de casi 700 páginas, donde si te lees la contraportada te puedes ahorrar las 160 primeras. Bastante lineal y pese a describir un planeta gigantesco -de proporciones casi absurdas-, poblado por varias razas alienígenas llegadas en naves espaciales hace muchísimo tiempo, poco sorprendente. Un viaje/aventura tirando a pobre por la falta de secundarios verdaderamente relevantes y muy inferior a la frenética acción de Burroughs, por ejemplo. A pesar de todo, algunos puntos de brillantez hacen que desees continuar hasta ver como cierra el argumento. Un final poco épico con un twist curioso hace de colofón a una historia prescindible.




Descartes, cansado de lo que le explican durante sus estudios con los jesuitas, desarrolla un método para encontrar la verdad: dudar de todo hasta que algo se pueda comprobar sin género de duda, el conocimiento a través de la razón. Empezando consigo mismo desarrolla el "pienso, luego existo", y me sorprende que el siguiente concepto que desarrolla es la certeza de la existencia de Dios (¿?). Sus comentarios sobre Dios ¿pudieron ser por el miedo a la condena de Galileo por parte de la iglesia? Yo creo que sí, puesto que la idea que plantea "dudar de todo" y apoyarse en las pruebas evidentes es, de facto, muy atea y él debía saberlo. Otra cosa que me encanta de Descartes es su idea de que, si lo que descubre es útil para el ser humano, existe la obligación moral de ser publicado y comunicado a todo el mundo. Si bien sus comentarios científicos específicos no resultan tan interesantes, parece bastante obvio que la humanidad y su progreso científico debe mucho a Descartes y su método.




En Facebook cada uno con sus mierdas: nacionalismos chorras, fútbol, selfies idiotas, etc... y yo, sigo también con las mías. Smoking Dead es un libro autoeditado, lo que significa que alguien con muchas ganas y pasión ha invertido tiempo y dinero en poner un libro en circulación ¡y no es un youtuber! El libro es una parodia del género zombie pero con fumadores resucitados. Un periodista viaja entrevistando a supervivientes del apocalipsis de fumadores en un mundo muy cambiado, donde los governantes globales son payasos (literalmente) y los héroes de la lucha fueron la policía montada del Canadá y los monjes shaolin. La historia empieza ligera y va cogiendo fuerza hasta un punto de inflexión en mitad del libro donde el autor consigue ir un paso más allá y sorprender con algo novedoso e inesperado. El final con mucha mala leche y humor negro acaba mal/bien con la "muerte en vida" del protagonista. Mucha mala leche.




"El asesinato de los mundos" es una de las mejores novelas de ciencia ficción que he leído últimamente. Es la segunda parte de "El Imperio elevado", aunque no es una secuela, es la continuación inmediata de la historia seguramente concebida como un solo libro. El autor nos presenta un Imperio formado por 80 mundos y regido por un monarca inmortal que logró encontrar un remedio a la misma muerte. En el senado del Imperio hay ciertas voces disconformes con que gobiernen "los muertos". El Imperio esta en guerra con una civilización rival que venera IAs que han desarrollado conciencia propia. La imaginación del autor es sencillamente apabullante, desde la sociedad, la tecnología, el detalle al que llega describiendo un combate espacial entre dos naves que alcanzan velocidades relativistas... El universo que presenta este libro y sus connotaciones e ideas estan a la altura de Dune de Frank Herbert. 100% recomendable.



¡Hasta la vista frikis!




martes, 11 de diciembre de 2018

Corriendo con mi hijo (4th episode)

Y aquí esta el capítulo final de la carrera, pero no del día...







Después de las piscinas giramos a la derecha y por fin vemos a lo lejos ¡la meta!

Pero antes tenemos que pasar por una bajada bastante empinada donde han puesto dos obstáculos más, el primero son dos cañones de espuma que por el aspecto de la calle llevan encendidos dos días enteros.

Mi recientemente desarrollado sentido sobreprotector de padre me dice que eso puede resbalar de la hostia así que instintivamente empiezo a reducir la marcha, el niño parece que también nota la tensión del momento y afloja un poquito a su vez.

Nos metemos en la nube, la espuma le llega por encima de la cintura y me mira y sonríe, “la primera vez que lo veo sonreír durante la carrera, por fin” pienso y le digo “¡qué guay, ¿eh?!”. En ese mismo instante de disfrute paterno-filial, con la meta al alcance de la mano, el padre flipado nos adelanta como un cohete con su niño arrastras, pero me da igual, estoy corriendo con mi hijo ¡y nos lo estamos pasando genial!

Salimos de la espuma y encaramos el último obstáculo de la carrera en segunda posición, allí esta uno de esos túneles inflables mojados por los que te tiras y te deslizas sobre el agua hasta el final que hay una piscinita.

Veo al padre flipado que está delante de mí que coge a su hijo y lo lanza, literalmente, en el túnel de la izquierda y el niño que no se esperaba ese lanzamiento se pega un hostiazo bastante impresionante en el inflable.

“Joder, pobre niño” pienso, y cojo al mío y lo intento empujar con cuidado, como voy con tanto cuidado no avanza ni 2 metros, pero como mantiene el control del movimiento se levanta como un rayo y sigue corriendo por el túnel mientras el otro niño se está levantando a duras penas sin saber dónde esta… yo corro al lado del túnel viendo como mi hijo lo da todo y sale el primero, lo cojo de la mano y cruzamos la meta…

"¡Hemos ganado!" le digo, "¡Hemos ganado!" repito con una sonrisa de oreja a oreja... y él me suelta con cara enfadada: "Pero yo NO quería ganar, quería ganar con un amigo".

Después de un segundo de estupefacción le respondo: "¡¿Y entonces por qué coño has corrido tanto?!"




¡Hasta la vista, frikis!




martes, 4 de diciembre de 2018

Corriendo con mi hijo (3rd Episode)

Y aquí una nueva entrada de la épica historia de un padre y un hijo... como Walking Dead... pero corriendo en una carrera del colegio...









Me fijo en quien nos acaba de adelantar: un padre alto, delgado, equipación "runner" llevando a uno de los niños más pequeños de la clase de mi hijo "Aaaahhhh, por fin aparece el padre flipado".

Yo, en cambio, llevo una camiseta de Sonic, que como todo friki que se precie sabe, es el outfit perfecto para una carrera de obstáculos.

El niño que tiene las manos limpias al fin me tiende una para que lo coja y sale corriendo. "Ya estamos otra vez, maldita sea".

El siguiente obstáculo es un pasillo con un montón de gomas elásticas cruzadas en todas direcciones, yo paso por fuera y mi hijo lo atraviesa apartando gomas como si fuera un Titán. El otro niño, que va lento obviamente, parece quedarse atrapado en un nudo y mi chiquillo se coloca primero otra vez. A la salida una mujer grita a nuestro lado desesperada: "¡Ayúdalo! ¡Apártale las gomas!". Y pienso: "Madre mía, también tiene una madre flipada, pobre niño".

Cogidos de la mano seguimos corriendo hasta el siguiente obstáculo: un túnel pequeñito y largo tapado con tela negra donde tiran agua por encima para que chorreen gotas por el interior. "Esto no le va a gustar", pero sorprendentemente el niño se tira directo sin preguntar nada. Al otro lado levanto la tela para que vea luz al final, no puedo evitar ayudarlo un poquito, y cuando sale, un niño voluntario le tira un montón de polvo verde por encima. "¡Aarghh!" se queja, le tiendo la mano, me la coje y seguimos corriendo.

Delante tenemos un tramo de escaleras que se me antoja muuuuuuuyyyyyyy largo, pero el niño, haciendo acopio de fuerza, logra tirar de mí lo suficiente y las subimos a duras penas.

Arriba, delante de nosotros, hay que cruzar dos piscinas inflables. Mi subconsciente me dice que me tire y me refresque un poco, que me olvide de la carrera, que tanto sufrimiento no vale la pena... pero antes de que pueda hacer algo el niño se me adelanta y entra dentro caminando por el agua que le llega por la cintura mientras me sigue cogiendo de la mano.

Por el rabillo del ojo veo que el padre flipado esta justo detrás y levanta a su niño en volandas de un brazo para meterlo en la piscina y lo saca de la misma forma. "Guau", pienso, "eso sí que es verdadero compromiso con una carrera".





¡Hasta la próxima entrega!




martes, 27 de noviembre de 2018

Corriendo con mi hijo (2nd episode)


Acercaos al fuego de las historias, queridos amigos...





¿Preparados? Allá va:



El segundo obstáculo es una goma elástica a un palmo del suelo con globos pegados, tardo yo más tiempo en pasar por fuera entre el hueco que deja un arbusto y la farola a la que está atada la goma que mi hijo en saltar el obstáculo.

Me toca sprintar, pero seguimos primeros y estamos "on fire", lo noto.

Unos metros más adelante esta el siguiente obstáculo: unas ruedas de tractor.

Los voluntarios nos gritan que hay que pasar por dentro de las ruedas "¿Yo también?" pregunto extrañado, "¡Sí, sí, los padres también!" responden supermotivados haciendo grandes aspavientos.

El niño se mete como una ardilla y sale disparado, yo me agacho, intento pasar rápido y me araño toda la espalda en el intento ¡joder! Soy el lastre del equipo, confirmado. Al otro lado unos señores extramotivados también nos tiran agua a la cara con un cacharro. "¿En serio era necesario?" Al niño no le gusta mucho y se queja, pero no se para, acelero para ponerme a su lado y darle la mano.

En el siguiente obstáculo hay que pasar arrastrándose debajo de unas gomas y sobre el barro, como en la Chaqueta metálica (gracias a Dios este es solo para niños).

Los señores super extramotivados empiezan a gritar repetidas veces que pegue la barriga en el barro pero mi hijo no les hace caso y pasa a gatas, hay espacio suficiente.

En ese momento me sentí muy orgulloso de él, porque tuvo criterio suficiente para ignorar los gritos de los desconocidos extramotivados a su alrededor y hacer lo que él quiso. Pero no le gusta la experiencia, se ha manchado las manos de barro y eso no le mola, así que deja de correr y empieza a caminar.

Subimos una escalera y arriba el niño se para definitivamente enseñándome las manos angustiado. "No pasa nada, cariño", le digo mientras le limpio las manos con mi camiseta y agradeciendo la pausa porque mi corazón parece querer salírseme del pecho.

En ese instante nos adelantan...





¡Hasta la vista, frikis!






LinkWithin

Related Posts with Thumbnails