lunes, 16 de febrero de 2015

¿Siglo XXI?

El otro día fuí al médico de urgencias porque me dolía la garganta, y el médico me dijo que tenía la garganta un poco irritada y


"que hiciese gárgaras con una infusión de hinojo"




¿Qué?

¿Pero tú qué coño eres, un shaman?

¿Hemos viajado  en el tiempo a la época clásica y no me he dado cuenta?


¡¡¡¡¡A MÍ DAME DROGAS, JODER!!!!!


¿Por qué no meneas una maraca mientras bailas a mi alrededor y emites sonidos guturales cantando a los espíritus?

Si me reduces la cabeza tal vez la puedas usar en tus hechizos mágicos...

Sabes que estamos en el puto siglo XXI, ¿verdad? ¿Para qué coño se ha inventado la química? ¿para que los niños estudien la tabla periódica?

¿Para tener un eslabón más en el árbol de descubrimientos del Civilización?





No, amigo, no, la química se ha inventado para meterse cosas.

En el cuerpo.

Y disfrutar.

Y sentirte mejor contigo mismo.

...

Puto shaman de los cojones.


¡Hasta la vista, frikis!


viernes, 30 de enero de 2015

Bebes frikis gourmets

Mi hijo tiene el morro fino, un auténtico gourmet.





Le gusta disfrutar con la comida, extrayendo todo el sabor a las cosas que come.

Por ejemplo:

         - Le gusta mucho coger un klinex, restregarlo fuertemente contra el suelo y después metérselo en la boca y masticarlo con deleite.

         - También le gusta coger las zapatillas de casa de sus progenitores, observarla con detenimiento para después pasar a lamer la suela con fruición.

         - De vez en cuando le gusta coger una mota de polvo de debajo del sofá y metérsela en la boca para saborearla con una sonrisa de satisfacción en su rostro.

         - En la playa le gusta coger un buen puñado de arena y metersela en la boca para disfrutar de una auténtica textura terrosa.



Pero después, cuando le ofreces un zumo de naranja recién exprimido, aparta la cara con cara de asco.





...

Menudo cabrón es mi hijo.



¡Hasta la vista, frikis!

jueves, 8 de enero de 2015

¿A quien quieres más a papá o a mamá?

Menuda gilipollez de pregunta.

Cualquiera que haya sido padre lo sabe...



Os voy a contar un episodio muy típico de mi vida que debería aclarar bastante bien esa duda.


Estamos tranquilamente jugando Juls Jr. y yo en el comedor de casa mientras su madre hace la comida, cuando de repente se oye un ruido extraño aleatorio.


- ¿Qué ha sido eso?*

- Tranquilo, Jr, ha sido el vecino de arriba que ha movido una silla.

- ¿Quien coño eres tú?

- Yo... yo soy tu padre, Jr.

- Lo que tú digas, ¿dónde esta mi MAMÁ?

- Esta en la cocina haciendo cosas

- Quiero estar con mi MAMÁ. Ya.

- Ahora no puede ser, cariño, tú tranquilo que estás con papá.

- Escúchame bien, gilipollas desconocido, porque no lo voy a volver a repetir: quiero que venga mi MAMÁ ahora mismo o lo vas a lamentar.

- No dramatices Jr., no pasa nada, tranquilízate...

- No me has entendido bien, capullo con cara de anormal, quiero a mi MAMÁ aquí en menos de cinco segundos o voy a conventir tu cerebro en una masa gelatinosa con un grito...


Aparece mamá por la puerta del pasillo.

- JAJAJAJAJAJA, hola MAMÁ, JAJAJAJAJA, anda, si papá también esta aquí, ¿dónde has estado? JAJAJAJAJA, yo estaba aquí tranquilamente jugando, JAJAJAJAJAJA, 





* Traducido del idioma de mi hijo formado por gruñidos y sílabas sin sentido, casi siempre, a voz en grito: PU-YA, CHA, IE, AYA y etc...



¡Hasta la vista frikis!

martes, 23 de diciembre de 2014

Crónicas de un padre friki

El mundo ha dejado de ser como era, la percepción de las cosas ha cambiado... lo siento en el aire... lo siento en el agua... me lo dicen a la cara...






El otro día llevé a mi hijo al trabajo y la frase que más escuché fué:


"¡Qué guapo es! No se te parece en nada..."


Efectivamente, amigos, esto es lo que tengo que aguantar ahora. Ataques directos a la línea de flotación de mi autoestima. Vamos, que salí de allí con un pedazo de complejo Moe que te cagas.





Sí, bueno, la verdad es que me alegro de que el chiquillo sea más guapo que su padre, pero la gente podría disimular un poquito, digo yo. Porque la otra alternativa es que estuviesen insinuando algo mucho peor. Y no solo en mi puta cara, si no delante de todo el mundo.

Por si eso fuera poco, cuando vienen familiares a casa de visita, no saben diferenciar entre mis figuras frikis super-exclusivas de coleccionista de los juguetes desechables de mi hijo. Joder, que tengo treinta y muchos años y mi hijo tiene 8 meses... ¿en serio es tan difícil?

Es como si fuera un maldito inmaduro, fantasioso y feo pajillero jugador de rol. O sea, como si no hubiera cambiado nada desde el instituto.

Yo vivía completamente engañado, pensaba que tener un hijo sería como convertirse en superheroe molón digno de admiración. Yo pasaría a ser algo así como un Batman supermolón y mi hijo me seguiría sin rechistar a todas partes como mi sidekick, pero la cosa ha dado un giro inesperado.

Me he dado cuenta de que YO SOY el sidekick de mi hijo, hago lo que él quiere, le doy los juguetes que él quiere, voy siguiéndole donde a él le da la gana ir, le recojo las cosas que tira al suelo...





Sus bofetones metafóricos hacen daño. Dejan una honda marca en mi suscepible psique friki que no sé si se recuperará nunca. Y es que ser padre envejece 3 años automáticamente.

Y hasta aquí los momentos paternos.

Para despedirme podría decir que el año que viene escribiré más en este blog y será todo descacharrante, pero no nos engañemos, la cosa cada día esta peor y hago esto más por automatismo que por convicción. Ya veremos que hago.


¡Hasta la vista frikis!


domingo, 30 de noviembre de 2014

Cambio de vida

- Hombre, cuánto tiempo, me han dicho que has tenido un niño, ¿no?

- Pues sí.





- ¿Y qué tal?

- Pues te cambia la vida...

- Pero para mejor, ¿verdad?

- Mmmm, pues déjame pensar...

... no follo más, sino menos...

... no duermo más, sino menos...

... no tengo más dinero, sino menos...

... no tengo más tiempo libre, sino menos...

... no tengo más salud, sino menos...

... no tengo más espacio en casa, sino menos...

... no tengo más libertad de movimientos, sino menos...

... no tengo más autoridad en casa, sino menos... 

... no tengo más tranquilidad, sino menos...

...

- Yo espero uno para dentro de dos meses...

- Ah, pues sí te cambia para mejor, sí...


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails