sábado, 20 de abril de 2013

LA ILIADA, versión para chonis y canis (Canto III)

¿En serio, otro?

Are you fucking kidding me?

Joder, es que cuando a este gilipollas le entra una obsesión le entra bien, ¿eh?






CANTO III

No sin grandes dificultades arribó el ejército aqueo,

quemando, arrasando, saqueando y violando a su paso

–pues en el camino no está de más divirtirse un rato–,

al pie de las grandes y firmes murallas de Troya.

Agamenón gritó a los troyanos en las almenas:                                                             5

- ¡Héctor, hijo de Príamo, venimos a parlamentar!

- ¡A parlamentar vendrá tu puta madre!

Menelao díjole al asombrado Agamenón:

- Estos troyanos no sé si serán grandes guerreros,

pero diplomáticos lo son un rato.                                                                                  10

- ¡Ladrones, devolvedle la novia a mi primo Menelao!

Y contestóle Paris asomándose a una almena:

- ¡Una leche pa ti! Que Helena está un rato buena

y no pienso devolverla ahora que ya la he catao.

- ¡Pues te vas a enterar, que ya te cojeré... ya...!                                                          15

¡Esto significa la guerra, hijos de puta, digo, de Troya!

- Aquí te espero comiendo un huevo – respondióle desafiante Héctor.

Muy enojado Agamenón volvióese a sus huestes

y ordenoles quedarse hasta rendir la bien defendida Ilio.

- ¡Llamad de inmediato al constructor real! he dicho.                                                20

- Joseba “el manitas” Goitisolocoechea a su servicio.

- Tú, barbas, constrúyeme muchas armas de asedio,

rápidamente hazme veinte torres de asalto y un gigantesco ariete.

- Por supuesto soberano de hombres, y esto necesitaré:

cien tornillos rosca-chapa y otros cien tornillos pasantes,                                         25

una sierra caladora, y unos cuantos tirafondos nunca de más estan,

e imprescindible para el trabajo es, una junta para la trócola.

- Esto es lo que hay manitas, un hacha de bronce para talar,

que si no te sirve para construir, para cortarte la cabeza bien servirá.

- Me pongo ahora mismo, oh gran rey, pues vos sí que sabeis motivar.                  30

La pechugona Tetis, madre de Aquiles, sin su promesa olvidar

fue a picar al Olimpo para con Zeus, dios supremo, hablar

y pidió día y hora a su sectretaria, pero la agenda de éste estaba llena

la mayoría por mujeres a las que seducir transformado en animales diversos

y diez años debía esperar por culpa de la zoofilia divina.                                       35

Mientras Agamenón veía al ocupado manitas trabjar

pensó de esta manera: "Estos troyanos me las van a pagar,

en dos semanas en el trono de Príamo me he de cagar."






¡Hasta la vista Frikis!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails