sábado, 27 de julio de 2013

Juegos de mesa: BANG!

Cuando yo era pequeñito, antes de conocer incluso la existencia de libros como El Señor de los Anillos o películas como El último mohicano, para mí, la ÉPICA, con mayúsculas, residía en las películas del oeste que veía en la tele con mi padre y mi abuelo. En homenaje a aquella época voy a hablaros hoy del juego BANG!



BANG! es un juego de cartas italiano (piu grande), de 3 a 7 jugadores rápido y sencillo.

En él encarnas a un vaquero del lejano oeste como pueden ser Bill Noface, Kit Carlson o Calamity Janet, y con un rol establecido: sheriff, forajido, renegado o ayudante del sheriff, cuyo número varía dependiendo de los jugadores que jueguen.

El objetivo del juego difiere dependiendo del rol que te haya tocado, el sheriff muestra su rol y el resto lo mantiene oculto. El sheriff y sus ayudantes tiene que matar a los forajidos y al renegado, los forajidos tienen que matar al sheriff y, por último, el renegado tiene que ser el último que queda vivo.

Estos objetivos son lo más extraño del juego, a simple vista parece algo desbalanceado, pero el juego funciona muy bien y es la mar de entretenido.



Con las cartas que tienes en la mano y las que robas cada turno puedes disparar (carta BANG!) a los jugadores que tienes sentados inmediatamente a tu derecha y a tu izquierda para quitarle una vida, si quieres disparar a alguien situado más lejos de tí en la mesa, tienes que usar una carta de arma. Puedes usar una carta para evitar el disparo (carta FALLASTE!), o esconderte detrás de un barril para usar otras cartas alternativas al Fallaste! y esquivar la bala.

Otros modificadores hacen la partida más interesante: un caballo Mustang para alejarte una posición de los que te rodean, un ataque de los indios a todo el mundo que te obliga a gastar una carta BANG! o perder una vida, la cerveza te hace recuperar una vida, las habilidades especiales de los vaqueros, robar cartas, etc...

Y lo demás tendréis que descubrirlo vosotros mismos jugando, que no quiero spoilearlo todo.

Pero sí que os voy a dar algunos consejos para que las partidas queden más divertidas, consejos que por supuesto nosotros experimentamos cuando jugamos al BANG! con maravilloso resultado.

Un juego de este estilo, con una temática tan marcada y tan bien trabajada, es absolutamente imprescindible disponer de una buena ambientación acorde a la temática, así que, con mi nuevo y flamante móbil (al que odio con toda mi alma) puse algo de música del oeste para darle ambientillo a la cosa.







Los más frikis disfrutaron de esta peculiar musiquilla:



La música fué un gran acierto, con ella te dan ganas de hacer gilipolleces de película del oeste de lo más graciosas: mover los dedos lentamente para robar una carta, mirar a un lado y a otro mientras entornas los ojos, gritar al compas de la música cuando le disparas a alguien... genial.

¿Qué llevaba Clint Eastwood en la boca en todos sus spaghetti western? Un puro. Te puedes comprar el puro más barato en un estanco por unos pocos céntimos, yo lo he hecho para disfrazarme, pero como nosotros no habíamos preparado la partida tuvimos que conformarnos con algo parecido e improvisar algo: ¡palitos de pan!



El palito de pan hay que cogerlo con los dientes mientras lo mueves en tu boca e imitas al gran Clint... aunque al final, con la puta tontería, me comí más de una docena de palitos de esos.

Una cosa que, debido a lo improvisado de la partida, no fué posible es lucir fueron complementos de vestuario. Algo que hubiese molado mucho...




Por supuesto he intentado remediarlo, el otro día entré en una tienda de chinos y busqué algún pack de estos para la próxima partida, pero no encontré ninguno. Disappointing.

Las tiendas de chinos antes molaban.

Y otra cosa que no probamos pero que espero poder probar en el futuro es jugar como esta mandado: borrachos. Pero no borrachos de cualquier manera, no, con whiskey caliente y en vasitos pequeños. Cada vez que dispares, bebes. Cada vez que recuperas una vida, bebes. Cada vez que sea tu turno, bebes. Cada vez que te disparen, te tiras el alcohol por encima... para limpiar la herida, claro.






BANG! Un juegazo que hace poco cumplió 10 años en el mercado con una edición especial en caja metálica y, por lo que parece, gozando de muy buena salud en el mercado. ¡Enhorabuena!

Tenéis que jugar, queridos frikis.

PRODUCTO 100% APROBADO POR FRIKIS INSIDE

Hasta la vista Frikis!

1 comentario:

Pablo Carro dijo...

Entonces que recomendarías, ¿la versión normal o la especial?
¿Que diferencias tienen?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails