lunes, 17 de diciembre de 2007

Juegos de Pc que nos han hecho frikis (Vol. I)

Empezaremos por el juego más grande ideado por una mente humana, el culmen del ocio digital, la mayor obra de ingeniería informática que se ha hecho jamás. ¿Qué no sabéis de qué hablo todavía? Maldita panda de menosmola, por supuesto estoy hablando del gran CIVILIZACION, de Sid Meier.

El juego del que cualquier friki de pro ha aprendido todo lo que sabe sobre diplomática y política exterior. Es decir, si alguna nación ataca cualquier unidad tuya, hay que borrarla de la faz de la tierra; si alguna nación se opone a tu expansión, borrarla de la faz de la tierra, si algún embajador dice algo que te moleste levemente, hay que torturarlo, matarlo y después ¡borrar a su estúpida nación de la faz de la tierra… !

Rendirse nunca, retirarse jamás. Excepto si están a punto de destruirte, claro, en ese caso suplicaremos lastimeramente y cederemos ante cualquier chantaje que quieran imponernos. La supervivencia, amigo mío, es primordial en este juego. Una vez hayamos conseguido la paz a toda costa, no… repito, NO aprenderemos de nuestros errores. E inmediatamente dedicaremos todos nuestros recursos para armarnos hasta los dientes y volveremos a atacarlos cuando menos se lo esperen, es decir, cuando ellos también estén armados hasta los dientes.


Observad qué gráficos más molones había con el MS-DOS y no esa mierda 3D que hacen ahora

Recuerdo cuando jugaba al primer Civilización, que corría sobre nuestro gran amigo el MS-DOS. Me lo pasó un amigo del insti (joder, el insti, tío), y tenía un bug muy interesante. Después de realizar la primera compra de una unidad o edificio, tu tesoro pasaba a ser prácticamente infinito, y así podías pasar a comprar todo lo que quisieras. Recuerdo las oleadas apocalípticas de carros de guerra que mandaba contra mis enemigos y acababan devastando el continente entero… aaaaahhhhhh que placer para los sentidos… Después llegó el Civilización II, para el puto Windows, y solventó ese maravilloso bug. Una lástima porque entonces tuve que jugar siguiendo sus absurdas y ridículas reglas, ¡malditos fascistas!

En aquella época siempre que tenía un momento libre me ponía a jugar a este maravilloso juego y como sabía que me tiraría un buen número de horas delante de la pantalla, iba a la cocina y cogía una bolsa de magdalenas, un tarro de nocilla y agua como vituallas. Como resultado de aquella dieta rica en satisfacciones engordé como un puto cerdo y creo que mis padres estuvieron a punto de sacrificarme para Navidad.

Jugando a este gran juego fue cuando comencé a vislumbrar mi futuro como emperador de la gran Nación Friki que dominaría el mundo con mano de hierro. Mis legiones negras devastarían las tierras de mis enemigos a ritmo de jebi metal, mientras mis comisarios del frikismo vigilarían el acceso a la cultura por parte del populacho, controlando y exterminando las ramificaciones gafapastiles o culturetas contrarias al régimen. Un gran futuro que cada día esta más cerca, hijos míos…



La evolución de los gráficos del Civilización con el mil veces maldito Windows

Al cabo del tiempo salieron algunos juegos parecidos que no llegaron a excitarnos tanto como con los asedios, las matanzas y las conquistas en el Civlización, pero que sí nos dieron algunas horas de entretenimiento sano y sangriento. Tales como el Colonización, donde el humo de los mosquetes ocultaba el cielo, aunque el poder de la conquista se diluía un poco y había que desarrollar más el comercio(lo cual es una mariconada). O el Alpha Centauri desarrollado en un entorno de ciencia ficción no muy creíble y algo cansino. Meras copias del gran Civilización que no llegaron a cuajar del todo entre la sociedad friki.

Alguna gentuza se atrevió a copiar el sistema de juego del gran Sid! y vomitaron el Civilización Call to Power, un juego olvidable y sin ningún interés en el que en un penoso alarde de creatividad añadieron los abyectos conceptos de Abogado y Telepredicador. ¿Cómo se puede ser tan rastrero y vil como para intentar vencer en una guerra usando algo que no sean armas nobles tales como el francotirador o el misil teledirigido? ¿Dónde ha ido a parar el honor en este mundo?

En fin, os recuerdo que el Civilización no es para aprender geografía, panda de lamecandaos ¿qué clase de gafapasta quiere que sus ciudades se llamen Leipzig, York o Teotihuacan? A las ciudades hay que ponerles nombres como Melniboné, Cimmeria, Arrakis, Innsmouth, o cualquier otro nombre friki que se te ocurra, eso hará que la partida sea mucho más interesante.


Y os preguntaréis ¿qué es lo que hace este juego tan bueno para frikis? El poder de controlar la evolución de un imperio, diseñar estrategias a largo plazo y construirte un gran palacio. ¡MAL! Eso es una gilipollez, tontolaba, lo que realmente hace grande a este juego es poder ¡¡¡aplastar enemigos, verles destrozados y oír el lamento de sus mujeres!!!

3 comentarios:

costo maltes dijo...

No lo conozco. Pero lo del bug me ha recordado cuando me pase warcraft II escribiendo pepperoni pizza para tener un huevo de recursos inmediatamente.
Aunque lo más divertido era sacar al astronauta con láser que ejecutaba a los enemigos cual francotirador en el Age of Empires.

P.D.: Microsoft delenda est!

Juliette dijo...

aaaaaaaaajajajja no se como cojones he llegado a esta pagina summun del frikismo, pero la cosa es que me esto partiendo de risa!
graaacias :)

Gwydion dijo...

Yo tb metí una ingente cantidad de horas a este juego, aunque mi bug favorito era el construir con los colonos todo en un turno, lo cual era terriblemente útil.

Fue el primer juego al que me enganche y pasé horas y horas jugando con él. Jugaba en modo multijugador con los amigos a dividir el imperio en dos y cada uno controlar sus ciudades y dirigir la política...

En fin! un juegazo lleno de recuerdos de mejores tiempos...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails