lunes, 18 de febrero de 2008

El sexo de los superhéroes (II)

Si hay algo que nos caracteriza a todos los frikis del mundo es que todos somos, sin excepción posible, unos obsesos sexuales. No solo nos gusta el sexo, como a todos hijo de vecino, si no que además nos apasiona profundamente.

Para estudiar los orígenes de esa perversión hay miles de eminentes doctores ralizando pruebas y experimentos trascendentales para la evolución humana, pero aquí en Frikis Inside, como somos más listos, hemos decidido decantarnos por la investigación sexual en la vida de nuestros superhéroes Marvel, que han resultado ser unos pervertidos de tomo y lomo.

Como ya hicimos en la primera entrega, sigamos desentrañando el misterio del sexo friki observando de nuevo los uniformes de nuestras más respetadas heroínas. A la derecha podemos ver a Ms. Marvel. Una rubiaca de pechos despampanantes, embutida en un bañador de cuero y unos maravillosos complementos: antifaz, cinturon de tela, guantes por encima del codo ¡y botas de cuero por encima de las rodillas! ¡a eso en mi pueblo la llamamos zorrón!

Betty Ross y Bruce Banner (Hulk)

Otra a la que le gustan grandes. Los hombres, quiero decir. Bueno, ya sabéis a lo que me refiero.

Cansada de pasarse por la piedra a todos los papichulos del equipo de fútbol americano de su universidad, nuestra querida Betty "trueno" Ross pasó a cepillarse a todos los soldados del regimiento de su padre uno tras otro hasta completar la plantilla de toda la base Gamma, pero cuando ya iba por la segunda vuelta volvió a sentirse vacía y aquello la desesperaba.

Cuando vio por primera vez al intelectual Bruce Banner se dijo a sí misma: <<¿Por qué no? A lo mejor los empollones tienen algún secreto escondido…>>. Y vaya si lo tenía ¿eh, picarona?


Aquí Hulk y Betty en los preliminares:
- Cariño, hoy, a la luz de la luna… te la voy a meter hasta el fondo.
- Oh, Bruce, me encanta cuando te pones romántico.

Al cabo de un tiempo parece ser que el escuálido e intelectual Bruce Banner no acababa de satisfacer sexualmente a la pobre Betty, así que mientras follaban ella pasaba el rato pensando en la lista de la compra, en tareas de la casa, en el último capítulo de Santa Bárbara etc… hasta que un día se le ocurrió decir en pleno acto: - Ah, Bruce, mientras tú no estabas, ha reventado una tubería y se ha inundado el sótano.

Bruce Banner comenzó a sentir que el pulso se le aceleraba, la rabia comenzaba a crecer en su interior, una ira bombeaba adrenalina a sus células radioactivas que empezaron a reaccionar de una manera increíble... Betty comenzó a gritar… y no era de dolor precisamente… aunque a lo mejor un poco sí… de todas formas le gustó y mucho, eso es seguro, porque ahora cada vez que lo están haciendo ella, como quien no quiere la cosa, le cuenta alguna desgracia ocurrida recientemente, ya sea real o no.

Hechemos otro vistazo a un uniforme de superheroina:


¿Pero qué uniforme? ¡¡¡EXACTO!!! Hulka no ha llevado un uniforme más grande que un bañador en su puta vida. Teniendo una preferencia rayando lo obsesivo por los bañadores y bikinis. ¿Nosotros nos quejamos? ¡Por supuesto que no! A nuestra verdosa favorita es lo que mejor le sienta, para qué nos vamos a engañar.

Wanda Maximoff (La Bruja Escarlata) y la Visión

Wanda, harta de tener que acudir a un consolador que le gastaba muchas pilas, se fue a buscar otro que no gastase tanto pero que a su vez fuese más grande. Y lo encontró. Vaya si lo encontró. Un consolador gigante que tenía brazos, piernas y que volaba y todo, conocido también como La Visión (o sea, un robot).

Aquí Wanda besando a su consolador

Al principio Wanda utilizaba a la Visión para sus necesidades inmediatas y después lo desechaba rápidamente, como a su viejo consolador, pero después analizó la relación que mantenían y comprobó que no era tan mala al fin y al cabo.

Según Wanda La Visión era muy parecido a un hombre normal: sólo hacía falta pulsar un interruptor para tener sexo (esta vez literalmente), no mostraba sus sentimientos en público (ni en privado) y tampoco quería conocer a su familia. Pero a su criterio, en algo los aventajaba: no acababa antes de tiempo, no sudaba y siempre hacían en la cama lo que a ella le apetecía.

Yo no me opongo a que las mujeres tengan un vibrador "tuneado", ya sabéis, un androide de metro ocheinta verde y amarillo, al fin y al cabo, ¿no llevan mucho tiempo los hombres usando muñecas inflables y cosas similares?

Es perfectamente comprensible, pero, joder ¿casarse con un vibrador con piernas porque dices que lo amas? Eso es que eres una pervertida, nena.

Y eso ha sido todo por hoy, amigos frikis, estad atentos a próximas entregas del SEXO DE LOS SUPERHÉROES (y nuevas y depravadas perversiones).

18 comentarios:

Joss dijo...

En uno de Hulk tratan el tema del sexo con Betty.
Y ante la pregunta de "cómo", ésta contesta algo así como "Con mucha delicadeza"...

Jeje, qué cachonda.

Franchu dijo...

JOder... vaya un estudio en profundidad del tema...nunca mejor dico...jejeje

Lo de Betty con Hulk debe ser alguna perversion de esta con las verduras como los pepinos...grandes, fuertes y verdes...mmmm... jejeje

¡¡¡ABRAZAZOS!!!

Juls dijo...

Tenéis razón, la verdad es que hay pocos personajes en Marvel sexualmente sanos... la mayoría tiene alguna insignificante tara del tamaño del Gran Cañón del Colorado.

Joss dijo...

Creo que en alguna entrega futura deberías abordar de una vez, y con carácter puramente científico el misterio que tiene perturbado (y más-turbado) a todo el universo comiquero: ¿con qué mujeres/alienígenas-femeninos puede acostarse Superman?.

Cattz dijo...

Como doloroso punto de inflexión en el mundo sexual recuerdo a Émpata provocando en los cuidadores del rancho de los Nuevos Mutantes una horrible adicción al sexo. Yo era todavía una inocente infante, snif snif

Juls dijo...

Joss: Supongo que te referirás al comentario de Mallrats de que una eyaculación de Superman podría destrozar el útero de una mujer humana. En fin, así de golpe, me vienen dos nombres que seguramente resistirían tal explosión de poder: Supergirl y Powergirl. ¿Alguna objeción?

Cattz: Mmmmmmm... de eso que comentas no tenía ni idea, pero mezclar poderes, adolescentes y sexo suena interesante. ¿Era Claremont? ¿y te acuerdas del número en el que salía?

Carpincho dijo...

MUY BUEN ARTICULO...MUY EDUCATIVO xD te quiero decir que ya te agregue a mi lista de LINKs...Saludos

Joss dijo...

Exacto, lo de la eyaculación de superman. Aunque ese misterio está presente en el mundillo friki desde bastante antes que Mallrats. Que, por cierto, me parece la peor pelicula de esa gente.

Mi teoría personal, fundada en mis amplios conocimientos antropomórficos conseguidos gracias a miles de horas de visionado de pelis porno, es que Superman NO eyacula de forma mucho más intensa que un humano normal.

Juls dijo...

¿Y me puedes explicar cuándo has visto tú eyacular a Superman?

Y me refiero a un producto porno certificado con el sello de DC, por supuesto... si no, no vale, cualquier friki sabe que si no lleva ese sello no es "real", estaría fuera de la continuidad...

Joss dijo...

Me expliqué mal:
Son mis conocimientos antropomórficos los que me llevan a teorizar que Superman no eyacula como lo haría un antiaéreo del calibre 75.

Por supuesto, no he podido confirmar mi teoria con pruebas físicas. (ummm...¿"Supergirl X" tiene certificación "DC"? Habrá que investigarlo).

Por la continuidad no te preocupes, unas buenas "Crisis" funcionan mejor que un buen "Format C:" en un PC.

La Perse dijo...

La sublimación erotánicoctónica alcanza grados de desborde de las máquinas deseantes en el género de las mallas... El acoplamiento de las máquinas paranoides se desborda en potlach-potlach que fluyen sobre el cuerpo lleno sin órganos de la puissance fluyente de los grandes iconos sublimados, centrando las miradas en objetos parciales conectivos (el seno-montaña, el paquetín-eunucal robliefeldiano, las cintas, lazos, tiras que más que vestir, desnudan superficies de piel, "lo más profundo"...) En suma: carnaza de pajillerines pilindrineros; la gloria bendita.

Juls dijo...

>>carnaza de pajillerines pilindrineros

¡Amen a eso, perse!¡Por eso me encanta Marvel!

Cattz dijo...

Cattz: Mmmmmmm... de eso que comentas no tenía ni idea, pero mezclar poderes, adolescentes y sexo suena interesante. ¿Era Claremont? ¿y te acuerdas del número en el que salía?
Tampoco es que saliera gran cosa, pero creo recordar que era la etapa de Magneto como profesor de los Nuevos Mutantes, tal vez cerquita en el tiempo de cuando los mandaba con el zorrón Frost por no poder ayudarles con su borrón existencial culpa del Todopoderoso (ese estúpido cubito cósmico).

Juls dijo...

Mmmmmmm, ya me imagino que no saldrá nada explícito, ¡pero para eso tenemos la imaginación!
De todas maneras buscaré ese número, tiene buena pinta...

Cattz dijo...

No puedo dar mejor información, me temo que mi colección anda a 2000 km de distancia, en el trastero de mis padres.
Creo recordar que reaparecían en plan sadomaso, con collares de pinchos y vestiditos de cuero.

Joss dijo...

Juer, Emma Frost, esa creo que es simplemente excesiva. Creo que la mayor parte de su poder debe utilizarla para evitar que esas tetazas desborden los escotes que suele lucir... Mooola!

Joss dijo...

Creo recordar que reaparecían en plan sadomaso, con collares de pinchos y vestiditos de cuero.

Ésto mejora por momentos... Por favor, dínos que episodios son!!!

Cattz dijo...

Lo debí leer hace más de 15 años, ¿realmente quieres que recuerde el número Forum?
Y vamos, la historia consiste en: la pareja en cuestión pilla a Émpata cotilleando y éste les obliga a liarse hasta que se mueran, te olvidas completamente de ellos durante unos buenos números, reaparecen en plan yonkis del sadomaso y Magneto se da cuenta de que ha cometido un error al enviar a los NM con la querida Emma. Tal vez sea cuando los ¿Vengadores? van tras Magneto y lo rescatan los NM en el último momento, despertando dudas en el corazón de los grandes héroes de la Tierra sobre si Magneto efectivamente se ha reformado.
Y si con eso no encontráis nada, las quejas a mi memoria.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails