lunes, 4 de agosto de 2008

Productores que saben lo que queremos. Parte 2

Hace unos días hablé sobre Gregory J. Bonnan y su visionaria mente, que fué capaz de crear la serie de TV perfecta. Pero hay otros, no tan grandes, por supuesto, pero que sí han conseguido acercarse a su grandeza.

El señor Bonnan, como ya dijimos, ante la pregunta de "¿Qué es lo que la gente desea ver?" se respondió a sí mismo "Tetas!!", "Tías buenas!!".

Pues bien, nuestro hombre de hoy es Joseph McGinty Nichol, y llegó a la misma conclusión que el bueno de Bonnan. Pero a partir de ahí su línea de pensamiento divergió sustancialmente. Supongo que por su afición al Four Roses, en lugar de a los Martinis.

McG decidió que con eso tenía suficiente. ¿La gente quería tías buenas? Pues, ¡hecho!, tías buenas les daría. Entonces reflexionó: "¿Y qué es lo que le gusta a la gente que hagan las tías buenas?" la respuesta es crudamente real: "Desnudarse!!", "Practicar el sexo!!". Pero bueno, eso era un poco demasiado para las intenciones de McG. El era un director para el gran público, no un pornógrafo. Así que, ¿Qué es lo segundo que más le gusta a la gente que hagan las tías buenas?.

Una botella de Four Roses mezclada con cerveza le dió la respuesta: "Repartir ostias!!!". Exacto!, nada hay más excitante que una maciza repartiendo leña ¿verdad?. Y su proyecto iba tomando una sensual forma. Saldrían tías buenas repartiendo leña. Fácil, sencillo y directo al hipotálamo de la turba ansiosa.

Pero ahora llegaba el punto crítico. Tenemos nuestro producto preparado, ahora necesitamos la excusa. Más Four Roses y la solución llegó rauda.


Los ingredientes perfectos; Cameron Díaz, Lucy Liu y Drew Barrymore, aunque ésta última haya vivido tiempos mejores, como cualquiera que haya visto "Cuatro Mujeres y un Destino" pudo comprobar, pues es la peli donde más sexi la he visto nunca. Mezclados de forma magistral, repartiendo leña y haciendo cosas própias de superhéroes en espectaculares escenas. Todo a un ritmo endiablado y con música cañera.

¿El resultado? Una especie de videoclip compuesto de escenas de lucimiento de las chicas. Todo lo que un buen tarado como yo le puede pedir a la vida: Chicas y Acción. Faltarían tangas, claro, pero no se puede tener todo.

¿O sí se puede tener todo?

Poco después la fórmula se perfeccionó. Al igual que el patomaca catalán de toda la vida se convierte en un cagao de vaca, cuando uno prueba el patomaca catalán, pero hecho con tomates del pueblo y aceite de Jaen, a Los Angeles de Charlie todavía se les podía dar una vuelta de tuerca más.


Y McG se la dió. Si lo que más nos gusta es ver tías buenas dandole leña a los malos, lógicamente, todavía nos gustará más ver a tías buenas dándole leña a... Sí!! Tías buenas malas!!!!


Esta segunda parte todavía tenía más acción, más música cañera y un ritmo más trepidante si cabe. En definitiva, un cóctel asombrosamente sencillo con resultados asombrosamente sobresalientes.

Disfrutad.

3 comentarios:

Arfonzo dijo...

Para que er Juli recuerde sus años mozos...

http://es.youtube.com/watch?v=BckqqsJiDUI

Carpincho dijo...

Y si tuvieramos CHARLIE`S ANGELS 3...tendriamos...eh...oh si ya swe "Tias Buenas dandole leña atias Malas que se acuestan con tias Buenas, para poner celoso al gran TIO MALO" oh...mmm...bueno eso creo que lo saque de la telenovela de VENEZUELA TV


BAH, QUE MAS DA

Lord Rilegard dijo...

Yo creo que en la segunda parte ya se pasaron un poco.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails