jueves, 26 de junio de 2008

Mi novia y el Pressing catch


A mi chavala no le gusta el pressing catch. O mejor dicho, la mayoría de las veces no le gusta el pressing catch.

El otro día estábamos mi chorba y yo desparramados en el sofá viendo un capítulo de Padre de familia -que ya habríamos visto unas tres o cuatro veces- cuando, en mala hora, se me ocurrió hacer un zapping rápido por todas las cadenas.

Descubrí en cuatro que hacían pressing catch y lo dejé un rato a ver si me echaba unas risas (porque no nos engañemos, a pesar del fervor de Joss por ese espectáculo, sólo sirve para eso), siempre, claro, hasta que se quejase mi adorada damisela y me viese obligado a cambiarlo rápidamente bajo una oleada de amenazas humillantes de diferente índole.

Pasó un minuto... dos... cinco... y extrañamente mi pichurri no dijo nada, así que pensé que estaría dormida. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me asomé para poder contemplar su maravilloso rostro aplastado contra el cojín mientras roncaba como un tractor diesel y descubrí que tenía los ojos abiertos y miraba el combate que tenía lugar en la pantalla con extraño interés.

- ¿Que te gusta la lucha libre, cari? - le pregunté extrañado.

- No, me gusta ese tío cachas...

- ¡¿Qué?! ¿Te gusta ese... ese... saco de músculos?

- Psché, no esta mal.

- ¿Pero... pero... pero qué tiene ese tipejo que no tenga yo? Aparte de medir metro noventa, tener el pelo largo y sedoso, unos pectorales de acero, los biceps tensos como maromas de barco, los abdominales esculpidos en mármol y un rostro apolíneo, ¿qué tiene? ¿eh? ¿EH?

- Nada, amor, a parte de eso no tiene nada.

- Ah, bueno, pensaba...


Si es que no me extraña que le guste, si es que es igual que yo...


Así que ya sabéis, amigos, si a vuestra parienta le gusta mirar Pressing Catch, es probable que no sea por el honorable y sano placer de ver como dos montañas de músculos se golpean repetidamente para ver si alguno recibe algún daño severo... si no porque disfrutan viendo la estética y las formas masculinas del cuerpo humano... ¡algo totalmente reprobable!

Por mi parte sólo pondré Pressing Catch en casa cuando salgan luchando tipos como Umaga, Kane o el enano tripudo del Rey Misterio, y no porque no esté seguro de mis aptitudes como adonis griego, que son innegables, si no que, como decía aquel, mejor prevenir que curar.

3 comentarios:

Nimendil dijo...

También puedes poner a las divas. Entonces si que te dirá que lo cambies.

Arfonzo dijo...

Esas son como las fotos que se ponía Manelio de fondo de escritorio...

Felix le miraba con unos ojitos...

Lord Rilegard dijo...

Felicidades por superar las 10000 visitas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails