domingo, 14 de septiembre de 2008

Importando Gladiadores Americanos

Todos conocemos la gran afición que tiene Joss por los programas de la tele donde salen tíos hiper-musculados, sudorosos y con bañadores ajustados; una costumbre que, por otro lado, muchos psiquiatras han catalogado como síndrome de la "homosexualidad latente", pero no estamos hoy aquí para juzgar esas pequeñas peculiaridades de Joss, si no para profundizar en dichos programas de televisión.

Detengámonos en la entrada que nos obsequió Joss sobre el reciente regreso de Gladiadores Americanos a la televisión española.

Un programa tan genial como este deberíamos importarlo aquí, pero como muy bien saben los productores patrios, adaptándolo a nuestra idiosincracia nacional para asegurar un éxito tan inmediato como rotundo.

En nuestro programa también tendríamos luchadores implacables que pondrían en serios aprietos a los concursantes de turno.

Obviamente no serían como ese tal LOBO, claramente un enfermo mental con ataques psicótico-agresivos al que sólo sacan de su habitación acolchada para participar en el programa, o como ese llamado TITAN, un narcisista desequilibrado que tiene prohibida la participación en competiciones culturistas desde el 96, cuando le partió los dos brazos a un juez que afirmó que sus biceps no eran suficientemente perfectos para recibir un diez.

No amigos frikis, nuestros luchadores tampoco tendrían una imagen como esta:


Tipos y tipas que parecen sacados de un molde con el estándar de belleza y triunfo americano (puaj), aquí en nuestro país nos va más la naturalidad, que la gente luzca esa personalidad tan propiamente hispana, algo como esta otra pareja:



Entre nuestra plantilla de gladiadores podríamos encontrar a:

Paco el albañil. Luciría un uniforme espectacular: un clásico pañuelo en la cabeza, pero no como el de Hulk Hogan, no, a lo español ¡con cuatro nudos en las esquinas! ¡Sí! Una camiseta interior blanca (de tirantes por supuesto) que no llega a ocultar su torso peludo y un pantalón con parches en la rodilla rematarán un vestuario impactante.

Grito de guerra: "¡Aquí va a haber que levantarlo tó!"



Manolo, el camionero. Un hombre con la misma talla de pantalón que la funda de un coche Smart. Su estómago será una barrera tan difícil de cruzar como la Gran Muralla China, ¿a ver quien tiene huevos a enfrentarse con él a las mazas?

Grito de guerra: "¡Mujer tenías que ser!"



Fermín, el funcionario. Un ser superior en la escala evolutiva, el único en el mundo animal capaz de pasarse dos horas y media almorzando. Antes de placarte te obligará a rellenar varios formularios, visitar inútilmente varias ventanillas y esperar dos horas de media en cada una. ¡Desearás suicidarte antes de encontrarte con él!

Grito de guerra: "¡Estoy almorzando, vuelva más tarde!"



Pancracio, el hortelano. Aparecerá en el plató subido en una Mobilette adornada con una caja de patatas atada con esparto en la parte de atrás y blandiendo una azada mientras estallan fuegos artificiales y música del Koala resuena por todo el pabellón.

Grito de guerra: "¡Yieeeee, que me pisas las cebollas!"



MariJose, la maruja. Si te coge estas perdido, te contará la historia del hijo del vecino, que es un poquitín raro y tiene un horario muy extraño. O la historia de la joven forastera del cuarto C, que ella no quiere ser chismosa, pero dicen que recibe a hombres a altas horas de la noche...

Grito de guerra: "¡Uy lo que m'han contao!"



Lola, la verdulera. Sus gritos son los más temidos del programa, pueden llegar a romperte los tímpanos y dejarte desorientado durante unos minutos si su chillido te da de lleno.

Grito de guerra: "¡Que tengo los melones frescoooooooossss!"



Nuestros concursantes tampoco serían iconos del heroismo estadounidense como vimos en el primer programa, ya sea el bombero de Nueva York (¿se puede tener a un concursante más icónico? si lo hay no quiero saberlo), ni ejemplos del modernismo "cool" (guay, coño) como un profesional del skate-board, oh yeah! Los nuestros serían personajes anónimos como Ramón el mecánico o Jenny la cajera.

Eso sí, pondríamos a un personaje público, que siempre sube las audiencias en España (además de que ningún canal quiere un concurso sin famosillos de por medio), como por ejemplo a Paquirrín, al Agag o a Belén Esteban. Ya puedo ver a Paquirrín haciendo quiebros de cintura para meter la bola en la cesta luchando contra el albañil, o a Rappel subiendo por la red y enseñando a todo el mundo lo que lleva debajo de la toga ¡bbbrrrrrrrrrr!

Cuánto tiempo ha pasado desde que en nuestro país sólo se conocía a los Gladiadores por las pelis de Maciste y ¡los airgamboys! Pero esas grandes aventuras pertenecen al pasado, ¡larga vida a los nuevos Gladiadores Hispanos!

Las habladurías cuentan que el próximo programa en el que estan trabajando los productores de American Gladiators tratará de poner a individuos con problemas cardíacos sobre una cinta de correr y hacerles preguntas chungas, aumentando la velocidad a cada fallo, hasta que pase algo de lo siguiente:

A) se rindan y reciban una paliza de los gladiadores
B) caigan sobre una colchoneta de clavos
C) mueran de un ataque al corazón


¡Bien por la innovadora televisión estadounidense!



Gina Carano, tienes mi permiso explícito para convertir mi cuerpo en un gigantesco hematoma... creo que los siguientes meses que pase ingresado en el hospital habrán merecido la pena.

6 comentarios:

Tribaldos Blogg dijo...

Jul me parece que te has olvidao de alguien, del Gladiador Español más peligroso de todos, Musiquito, ese superHeroe Español vestido de negro, mitad hombre mitad mosca. http://es.youtube.com/watch?v=owXEQItyq2Y

P.D No deberías modificar el artículo de investigación e incluir a Musiquito como Gladiador Insignia?

Joss dijo...

Eh, no confudamos los términos. Si me gustan los tipos cachas e hipermusculados es por una admiración sana. Yo quiero ser como ellos, no follármelos.

Gina Carano es una caña, aunque el que participe en el tipo de peleas que participa me hace dudar de su salud mental... ¡¡Y me encanta!!

Una de mis fantasías sexuales es recibir una paliza de muerte por parte de todas las gladiadoras al mismo tiempo. ¿Creéis que debería comentárselo a mi psicólogo?

Nimendil dijo...

Si pero luego nos cuentas que te ha dicho, para que los demas sepamos si es un problema o aún gozamos de salud mental.

Juls dijo...

Tribi, no se si Musiquito llega al carisma mínimo para ser gladiador, lo estudiaremos.

Joss, esa fantasía te la puedo conseguir, eso sí, prepara un buen fajote de pasta... hombre, también esta la opción barata que es cambiar lo de "gladiadoras" por "ex-presidiarios" ¿qué te parece?

Nimendil, Joss es un caso perdido, está más allá de toda redención, no intentes ver más allá o te costará una buena tirada de cordura...

lasuertedelhombremultiple dijo...

Crush también me pone...deberiamos montar un club...o algo.

Grrrrrr.

jomarcar dijo...

Gina Carano tiene entrada en la wikipedia, tenéis algo que ver?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails